No al periodismo sicario

Han pasado unos días desde que Ricardo Alemán amenazó públicamente a Andrés Manuel López Obrador ¿El resultado? Una nueva polarización en el país.

“… el que haya 100 periodistas asesinados yo creo que es en gran parte por culpa de la libertad de prensa declaró en su momento el escritor Mario Vargas Llosa. Esto en referencia a los casos recientes de periodistas asesinados en México y que desató nuevamente el debate sobre la libertad de expresión en nuestro país ¿Existe la libertad de expresión en México? ¿Los periodistas son perseguidos? ¿Hay periodismo al servicio del poder? Las respuestas a estas preguntas deben ser más profundas y complejas que un simple “sí” o “no”.

Es claro que en México tenemos diferentes tipos de “periodismo”; por un lado tenemos trabajos como la conocida investigación periodística realizada por Animal Político y Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad que fue recientemente fue galardonada en los Premios Ortega y Gaset de Periodismo 2018 o incluso tiempo atrás con la llamada “Casa Blanca de Peña Nieto” que terminó con nuevo intento de censura hacia Carmen Aristegui y su equipo. Pero también existe otra cara del “periodismo”, una incendiaria, reaccionaria y servil al poder. Esta categoría seguramente estaría conformada por muchos conocidos periodistas de la prensa escrita o la televisión pero, sin hay que resaltar a uno en particular, es sin duda, Ricardo Alemán.

Estas líneas no son para hablar de su claro apoyo a José Antonio Meade (candidato del gobierno) o de sus constantes descalificaciones hacia cualquiera que piense diferente, incluso no se hablará de su lamentable opinión sobre la marcha #NoSonTresSomosTodxs que clamaba justicia por la desaparición de los tres estudiantes cine en Jalisco a la que calificó como “.. una pinche manifestacioncita, ahí chiquita” no sin antes recalcar de que “ya empezaron con la mamada… de que fue el Estado“.

Sobre Ricardo Alemán se pueden decir muchas cosas (la mayoría negativas) pero ninguna había rebasado los límites, me atrevo a decir, de la libertad de expresión. El pasado 5 de Mayo, a través de su cuenta de Twitter (@RicardoAlemanMx) el que era conductor de Televisa publicó el siguiente tweet:

la-publicacioxn-de-ricardo-alemaxn-que-hizo-decir-a-comunicadores-noalperiodismosicario_1.jpg_1834093470

En su tweet se invita al asesinato del candidato de Morena Andrés Manuel López Obrador.

Esto desató el descontento de la mayoría de los usuarios de Twitter entre los que destacó el periodista Julio Astillero, cuya intervención fue suficiente para que Ricardo Alemán canalizara toda su frustración.

Alemán intentó justificar su violento tweet de la siguiente manera:

“A todos los alarmados por el retuit de “Les hablan” a un mensaje amenazante a López Obrador, les aclaró que se trató de una advertencia sobre esa amenaza. Sólo mentes retorcidas como @julioastillero y sus comparsas de Morena lo distorsionan!”

Alemán, claramente presionado, intentó nuevamente justificar su tweet pero ahora con un video donde daba razones por las cuales había publicado la imagen donde argumentada que se trataba de una “advertencia” a los seguidores de Morena y nada más.

Las repercusiones por este acto tan delicado y peligroso no se hicieron esperar; en primer lugar fue Televisa quien rompió toda relación con el periodista seguido por Canal Once, esto dado a conocer por el propio Alemán quien tuvo que dejar su espacio en Milenio Diario. Finalmente se presentó una denuncia ante la PGR contra Ricardo Alemán por parte del abogado Ricardo Peralta quien dijo: No confundir la libertad expresión con el abuso indiscriminado de acceso a medios de comunicación“.

Ante todo esto, y tratando de desviar la atención, Ricardo Alemán aseguró sufrir un “linchamiento” en redes sociales. Posteriormente emprendió una serie de descalificaciones, calumnias y mentiras contra Julio Astillero además de calificar como “fascistas” a Paco Ignacio Taibo II y John Ackerman.

Es aquí donde debemos reflexionar hasta qué punto las personas en el poder están dispuestas a conservarlo sin importar la polarización del país. La división en las que nos encontramos es terrible y que un periodista haya invitado a asesinar a un candidato a la Presidencia de la República nos debe poner en alerta ante la siguiente amenaza.

Y a Ricardo Alemán una breve reflexión:

No ganó el linchamiento, ganó la justicia. No es censura, es la defensa de la libertad de expresión y del verdadero periodismo. No solo fue Morena, sino también personas del PAN, del PRI, incluso tus propios amigos. Alemán fuiste víctima de tu propia rabia.

Autor: Yas a Secas

Mexicano y zurdo. Política e historia como pasiones. Correctactamente incorrecto. Licenciatura en Ciencias de la Comunicación. Creyente de nacimiento, hereje por convicción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s