El voto a través de la historia de México.

El pasado domingo 1 de julio, millones de ciudadanos y ciudadanas de nacionalidad mexicana ejercieron uno de los esenciales derechos políticos: el derecho de voto. En el sistema de gobierno mexicano se establece la división de facultades, conocida comúnmente como división de poderes, la cual se da en tres niveles o ámbitos del poder: legislativo, ejecutivo y judicial. Así mismo, la geografía política del territorio mexicano implica tres esferas de aplicación: la federal, la estatal y la municipal. De esta manera, quien participa en los procesos electorales, está decidiendo quién desempeñará el puesto en cargos públicos, tales como alcaldías, diputaciones federales, presidencia, senadurías, jefatura de gobierno y diputaciones al congreso. Sin embargo, el voto en México no ha sido de la misma manera desde sus inicios, puesto que ha sufrido diversas transformaciones históricas y sociales.

Dentro de los antecedentes prehispánicos, en la organización del pueblo azteca se encuentran dos aspectos electivos a destacar: el del Tlatoani o monarca y el de los Calpulleques o jefes de barrio. La designación de los tlatoanis en las zonas de México, Texcoco y Tacuba, quienes conformaban la Triple Alianza, era dada por elección indirecta, es decir, que el pueblo de cada una de las ciudades nombraba a cuatro electores y en el voto de cada uno de ellos se comprometían todos los votos de la nación. Cabe destacar que en la elección debía tomarse en cuenta que el sucesor debía pertenecer a la familia reinante; ser varón, valiente y temperante; contar con 30 años de edad y pertenecer a la casa real. Por su parte, los calpulleques o jefes de barrio eran designados por un consejo de ancianos quienes también regían a los calpulli (grupo socio-político que integran un clan).

Tlatoani
Foto: Google Sites.

Para el siglo XIX, con la influencia del modelo democrático a las sociedades occidentales, comienzan las elecciones “modernas”, precisamente en el año de 1810 bajo la crisis institucional que provocó la ocupación bonapartista en España. Durante todo el siglo XIX no se votaba por el presidente, sino que se elegía a un representante y este a su vez elegía al presidente.

Se pretendía que con la conquista de la democracia el voto fuera un derecho universal, secreto e igualitario. Sin embargo no se logró de manera total, puesto que no podía ejercerse el voto femenino, esto con razón fundada en el argumento de que eran muy “influenciables” y terminarían votando por quien alguien más quisiera que votaran. En 1915 se realizó el primer Congreso Feminista que exigía la inclusión de la mujer en temas de decisiones electorales. No obstante, fue hasta 1937 cuando el presidente Lázaro Cárdenas envió a la Cámara de Senadores la iniciativa para reformar el artículo 34 de la Constitución de 1917 como primer paso para que las mujeres obtuvieran la ciudadanía. En 1938 la reforma se aprobó y lo fue en la mayoría de los Estados.

Manifestacion mujeres
Foto: El Universal.

El 17 de octubre de 1953, con Adolfo Ruíz Cortines como presidente de México, se publicó en el Diario Oficial de la Federación un decreto en el que se anunciaba el nuevo texto del artículo 34 constitucional:

Artículo 34

Son ciudadanos de la República los varones y las mujeres que teniendo la calidad de mexicanos, reúnan además, los siguientes requisitos:

  1. Haber cumplido 18 años, siendo casados, o 21 si no lo son, y
  2. Tener un modo honesto de vivir.

https://www.insp.mx/transparencia/XIV/leyes_federales/refcns/pdfsrcs/34.pdf

En tiempos posteriores se dieron diversos cambios sociales y políticos que afectaron la forma de la elección presidencial. Actualmente el procedimiento para las decisiones electorales en México es muy distinto a como lo era en el siglo XIX y XX, no obstante, seguimos aspirando a una democracia íntegra y respetable, en donde cada voto y cada voz cuenten, en donde cada ciudadano y ciudadana sin excepción ejerzan sus derechos políticos. De cada uno de nosotros depende que esto siga siendo una utopía o se convierta en realidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s