Clasismo y discriminación. ¿Fobia o prejuicio?

El clasismo, aunque es un concepto polisémico, se caracteriza a grandes rasgos por ser una distinción entre lo que se denomina la masa o clase dominante y la masa popular o subordinada. Es precisamente esta distinción el punto de partida del clasismo, en el cual se denigra o rechaza lo que se ha catalogado como inferior. En palabras de Vicente García en su artículo titulado La distinción, el arma del clasismo, 2015, dice: “La burguesía como clase dominante por antonomasia, es la responsable de crear estos artificios que segregan a la sociedad. Un curioso ejemplo: a través de los estudios se segrega al «ignorante» del «versado», pero, ¿quién dice que aquel con un título universitario es, sólo por esto, un versado? Y, ¿quién dice que una persona que abandonó los estudios básicos o intermedios es, sólo por esto, un ignorante?”. Las principales diferencias que pueden establecerse en una comunidad tienen que ver con el poder, el nivel económico y las riquezas, la educación y el acceso a los medios de producción.

Cabe destacar que un segundo término que es generalmente relacionado al primero es el de la discriminación racial, la cual para efectos de la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial, en su parte I, artículo 1 la define como:

Parte I

Artículo 1

  1. En la presente Convención la expresión “discriminación racial” denotará toda distinción, exclusión, restricción o preferencia basada en motivos de raza, color, linaje u origen nacional o étnico que tenga por objeto o por resultado anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio, en condiciones de igualdad, de los derechos humanos y libertades fundamentales en las esferas política, económica, social, cultural o en cualquier otra esfera de la vida pública.

[ https://www.ohchr.org/SP/ProfessionalInterest/Pages/CERD.aspx ]

De la discriminación racial se distinguen dos tipos: directa e indirecta. La discriminación directa tiene lugar cuando se trata a una persona de manera menos favorable que a otra en circunstancias similares por motivos étnicos; por otro lado, la discriminación indirecta se produce cuando una disposición, criterio o práctica que se plantea y aplica de manera neutral para todas las personas, coloca a un grupo étnico en desventaja por su especial situación o características.

Actualmente en México ha dado de qué hablar en las redes sociales el caso de Pedro Carrizales Becerra alias “El Mijis”, quien consiguió un curul en el Congreso de San Luís Potosí al ser postulado como candidato a diputado por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), puesto que ha sido criticado por sus tatuajes, su manera de hablar, su forma de vestir e incluso sus antecedentes penales.

Pedro Carrizales Becerra El Mijis
Foto: El Sol de San Luis.

Sin embargo, la información que circula acerca de su responsabilidad penal con respecto a cuatro personas heridas con arma de fuego es falsa. Señala que dichos declaramientos son únicamente para desprestigiarlo y hacerlo ver como un “ciudadano malo” por ser un chico banda. En un artículo publicado por Felipe Cárdenas en El Sol de San Luis declara: “me quisieron involucrar, inculpar, pero no hay nada, nunca he disparado una pistola, ni he pisado la grande (penal), de chavo me detuvo la policía en redadas contra pandilleros, pero nada más, faltas administrativas, solo eso”. 

En la red social Facebook, la pagina potosina “Ciudadanos Observando”, publicó el día 5 de julio del presente año la carta de no antecedentes penales de Pedro Cesar Carrizales “El Mijis”, en la cual se comprueba que no ha estado en ningún momento en la cárcel ni ha sido culpable de algún delito.

carta mijis
Foto: Facebook/Ciudadanos Observando.

A  través del proyecto “Un grito de existencia”, “El Mijis” tiene el propósito de la inclusión de jóvenes que padecen la discriminación por su atuendo, sus tatuajes o las zonas en donde habitan, además de pacificar a las bandas que se encuentran en guerra y alejarlos del ambiente de violencia y de las drogas. Señala que trabajará para detener la discriminación por apariencia, y que todos tengan las mismas oportunidades sin importar el lugar de origen, los tatuajes o la forma de su vestimenta.

Grupo de existencia
Foto: Twitter/@MijisLocote

Este no ha sido el primer caso de discriminación racial que en México se ha presenciado, no obstante se espera que sea el último. Creer que una persona que tiene tatuajes, perforaciones o que tiene un estilo de vida distinto al propio es por esa razón “mala” o de una clase inferior, es el primer paso para dividir a una comunidad y excluir a aquellos que se consideran “incorrectos” en la sociedad. Sin embargo, yo aquí te pregunto, ¿Quién define qué es lo correcto y qué harás para lograr un cambio?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s