¿Austeridad u odio al servicio público?

Definamos la palabra austeridad, la cual según el diccionario de la Real Academia Española, significa: Sobrio, moderado, sin excesos, ahora apliquémosla a nuestro tiempo.

Durante estos días se ha hablado mucho de la austeridad hacia los servidores públicos desde un nivel medio hasta el más alto, y en mi punto de vista es algo bueno y malo a la vez.

¿Porqué es bueno? Porque se daría un ahorro significativo al Gobierno y a su vez, ayudaría a humanizar al servidor público de alto rango, ya que a veces, éste se cree un enviado divino e intocable el cual sólo está en su oficina o en reuniones de negocios.

Lo malo, es que Andrés Manuel, parece odiar al servidor público, suprimiendo derechos adquiridos al ingresar a una plaza por medio del servicio profesional de carrera, la verdad, no sé qué le hicieron o provocaron al virtual Presidente electo, que no piensa en las consecuencias que esto traería a la Administración Pública Federal, ojo, no estoy diciendo que no exista austeridad, pero si debió realizar un estudio amplio del tema y analizar qué si y que no quitar.

Un servidor público de mando medio, como un jefe de departamento, gana quincenalmente $7,500 y mensual $15,000, imaginemos el panorama de alguno de ellos, es padre de familia, con dos hijos en escuelas privadas, más la hipoteca de su casa o departamento, aunado a los útiles, despensa, algunas salidas, apenas le estaría alcanzando. Ahora con el plan de austeridad, redúcele el sueldo a la mitad, ahhh quitándole el seguro de gastos médicos mayores a él y a su familia, junto con el Seguro de separación individualizado, porque en el servicio público no existe un seguro de desempleo o una liquidación, esperen, falta comentar que también trabajará los sábados ocho horas, quitándole tiempo de calidad con su familia.

Antes de quitar un par de seguros, mejora el servicio médico público y crea un seguro de desempleo.

No entiendo el porqué creen que todo servidor público es malo, que es flojo, que trabaja poco y que no se capacita, ¡eso es un error! Conozco a muchos servidores públicos que se matan en la oficina, que se capacitan, que da todo por el lugar en donde está. Es como decir que todo político es ladrón, entonces AMLO podría ser un ladrón. Seamos congruentes y démosle valor a las personas que si trabajan, que concursaron por una plaza y que merecen esos derechos.

Me pregunto ¿No habrá desempleo el próximo año con el recorte del 70% de las plazas de confianza? ¿Cual será su respuesta? “Es para hacer una nación amorosa”. ¿Qué pasará con los choferes de los altos funcionarios que se queden sin trabajo?.

He escuchado en la calle a la gente que menos tiene decir: “Ahora que les bajen el salario a los ricos, ese dinero me lo darán a mi”. Qué coraje me da saber que eso no será cierto y que solo están endulzando el oído a la población.

Ojo, estoy a favor de un plan de austeridad, pero una austeridad justa, que le quiten a los partidos políticos, que reduzcan las dietas del Congreso, sin necesidad de afectar a un servidor público honesto y trabajador.

Al tiempo.

Autor: Gabriel

Abogado de profesión, apasionado de la política, tecnología y deporte... No importa la derecha, centro o izquierda siempre que se vea por la comunidad, defensor de injusticias, crítico de cinismos y sobretodo congruente.

One thought

  1. Gracias por este artículo: sensato y coeherente, y que muestra, en parte, la realidad del funcionariado público que pertenece am servicio profesional de carrera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s