¡Bienvenidos a la UNAM!

“Jóvenes estudiantes: sean ustedes muy bienvenidos a la Universidad Nacional Autónoma de México, nuestra Universidad.”

Con estas palabras el Rector de la UNAM, el Doctor Enrique Graue Wiechers, saluda y recibe a la nueva generación de estudiantes.

Las clases iniciaron ayer, pero hoy 7 de agosto, se cumple exactamente un año desde que yo estuve en el lugar de los jóvenes de nuevo ingreso que con orgullo, conforman la Generación 2019 en la Máxima Casa de Estudios de México.

“Su ingreso coincide con los 50 años del movimiento estudiantil de 1968.”

Tal como lo apunté la semana pasada en mi artículo Verano del 68, la UNAM ha preparado para el público, una gran variedad de eventos para conmemorar este acontecimiento que es clave en la historia de México. No es para menos, en palabras de Graue, a raíz del movimiento estudiantil “la nación alcanzó nuevos derechos y valores”.

¿Cuáles son?

“Los ánimos de cambio democrático, la equidad de género, la tolerancia a la diversidad, el respeto al medio ambiente y la lucha contra la corrupción (…)”

Es verdad que nuestro país no tenía nada de eso hace 50 años, los mexicanos de aquellos tiempos vivían oprimidos por un régimen autoritario, que no aceptaba ninguna voz opositora, destinándola entonces a la censura, la muerte, o ambas.

Y sus palabras se vieron respaldadas por uno de sus predecesores en Rectoría, Juan Ramón de la Fuente, quien aseguró lo siguiente:

“Creo que la democracia avanzó también en México (…) pasamos de un esquema monopartidista a un esquema pluripartidista, y pasamos de un esquema pluripartidista a que ganara en un proceso, limpio y democrático, una opción de izquierda, que era absolutamente impensable hace apenas unos cuantos años. Yo creo que hay que seguir con la utopía, esa utopía actualizada del ’68 (…)”

Efectivamente, México ha cambiado, pero aún queda mucho por hacer.

Porque antes de que despertaran los ánimos de cambio democrático, México atravesó por 6 años de un nuevo autoritarismo (https://bit.ly/2gqrbo2, https://bit.ly/2pxcrHm y https://bit.ly/2nhtmMx) propinado por el mismo partido responsable de la masacre en Tlatelolco, ahora en el marco de un sistema multipartidista. Ya no hablemos del baño de sangre causado por Fecal o el gatopardismo de Fox.

Para poder hablar de equidad de género, hay que ponerle un alto al feminicidio…

Foto: Aristegui Noticias (https://bit.ly/2vpN5Ou)

Tampoco estaría de más destacar los logros de las mujeres en aquellas actividades que algunos (todavía en 2018) creen, son exclusivas de los hombres.

¿Tolerancia a la diversidad? Algunos hablan de un presunto riesgo de “convertirnos en Venezuela”, pero deberían preocuparse por no hacer que México sea como el vecino (https://bit.ly/2s0pVgy).

Y es bueno abordar el respeto al medio ambiente, porque al paso que vamos podríamos lamentar no haberlo hecho antes (https://bbc.in/2voK7JV).

Pero no todo es malo, pues el nuevo gobierno representa el mejor momento para luchar contra la corrupción. Así lo dejó ver Graue:

“Son también ustedes una generación que marca un cambio de época. Los resultados de los recientes comicios electorales determinaron un cambio que enarbola esos valores y que recoge las aspiraciones de los mexicanos para hacer de nuestra nación, un país mejor.”

Sí que es el mejor momento para desencadenar el inicio de un largo pero constante cambio, esa “utopía actualizada”. Los universitarios lo sabemos, porque como señala el Rector, nos encontramos en la mejor etapa de nuestras vidas.

Concluyo, que porque soy parte del proyecto educativo y cultural más importante de México, sé que las víctimas de la matanza del 2 de octubre —muchos de ellos pertenecientes a la UNAM— no murieron en vano, pues sus ideales permanecieron en pie y así continúan en una lucha que se ha dificultado, pero que ya no será inalcanzable. La utopía ya no será tal.

¡Universitarios y mexicanos!, con la UNAM recordemos y aprendamos del pasado, sabiendo además, que en el presente tenemos motivos de sobra para continuar con la lucha, preservando la valentía de aquellos estudiantes que estuvieron antes en el lugar que hoy tenemos. El presente se ha de vivir con coraje, pero no olvidemos vivir también con intensa alegría:

“La Universidad les abre sus puertas para que aprovechen, con intensidad, todas las oportunidades que les ofrece. Entren a las aulas con gran entusiasmo, mantengan esa curiosidad intelectual que los ha llevado hasta aquí y esfuércense hasta el límite de sus capacidades (…) Disfruten también toda la oferta cultural que la UNAM les ofrece (…) Por supuesto, lleven una vida sana, practiquen deporte y no dejen pasar las ocasiones para divertirse.”

La UNAM es de México y para México.

Aquí conocí a quien me dio una oportunidad que hace un año no contemplaba, la de plasmar mis ideas en este espacio. ¡Gracias, Alexis!

En la UNAM, conmemoramos la historia, disfrutamos el presente y miramos hacia el futuro. Nunca lo olviden:

“Por mi Raza hablará el Espíritu”

 

Autor: Alfredo Ruiz

Estudiante de la Universidad Nacional Autónoma de México. Director de Difusión Cultural del Club de Oratoria y Debate de la Facultad de Derecho. Sígueme en Twitter e Instagram: @alfredorzmz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s