Declaración Universal de los Derechos del Hombre y el Ciudadano desde perspectiva de género

La perspectiva de género sobre un documento es de suma importancia para el constitucionalismo moderno que es la Declaración Universal de los Derechos del Hombre y el Ciudadano. Esto debido a que gracias a este documento se empiezan a poner los derechos naturales, fundamentales e imprescriptibles relativos a los individuos, pero, ¿qué relevancia tenía la mujer?

Empezamos en que este documento solo la simple denominación coloquialmente “Hombre” usada en masculino tiene una razón social.

Para entender esto hay que tener en consideración el panorama general de aquella Francia en la cual está dividida el poder entre tres cuerpos o “estados”: la nobleza, el alto clero y la burguesía u hombres libres, donde también atravesaba en aquella época por una situación crítica en lo económico y financiero, asimismo, la monarquía era absoluta y prescindió de la participación de sus súbditos.

Ante estos problemas que veo son de gran importancia en este panorama general, también se tiene que contemplar que dentro de esos “hombres libres” antes mencionados, no se hallan las mujeres.

Para esos siglos la mujer no tiene una participación política. No se establece un lenguaje inclusivo dentro de la declaración y el problema fundamental era de tipo material a los intereses comunes del pensamiento de hombres ilustrados por tener una garantía suprema que ayude frente al Estado. No se observa el carácter en una construcción de lo que es el individuo en su papel como hombre y mujer, sino solo el papel del individuo como sujeto frente al Estado y como miembro de una sociedad política.

La división de esta declaración en cuanto a sus máximas establecidas por el artículo 2 de esta misma declaración que son: igualdad, libertad, pero también a los derechos políticos, los cuales no fueron establecidos en esta declaración francesa. En cuanto a la igualdad tenemos que como se ha mencionado tanto en el título y el desarrollo de esta declaración no existe el lenguaje inclusivo y es claro aún más en el en el artículo 1 que dice “Los hombres nacen y permanecen libres e iguales en derechos.

Para la actualidad, es cierto que habla de las personas que son de género masculino y después al mencionar las distinciones sociales.

Tiempo después respecto a esta igualdad establecida en el artículo 1  de la Declaración Universal de los Derechos del Hombre y el Ciudadano, la Comisión Jurídica y Social de la Mujer entre 1947 y 1962, la Comisión se centró en establecer normas y formular convenciones internacionales que cambiaran las leyes discriminatorias y aumentaran la sensibilización mundial sobre las cuestiones de la mujer.

En sus aportaciones a la redacción de la Declaración Universal de Derechos Humanos, la Comisión defendió con éxito la necesidad de suprimir las referencias a “los hombres” como sinónimo de la humanidad, y logró incorporar un lenguaje nuevo y más inclusivo. Cambia radicalmente el nombre de esta declaración a Declaración Universal de Derechos Humanos y el Artículo 1 ya tiene un lenguaje más inclusivo y preciso diciendo: “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.”

Como se observa desde Francia que fue el distinguido precursor de esta Declaración Universal de los Derechos Humanos, hasta hoy en los documentos constitucionales se nota que paso mucho tiempo para establecer una medida adecuada para un encuadramiento con lo respectivo a la perspectiva de género, no fue suficiente en el siglo XVIII con una simple declaratoria de garantías frente al Estado, se necesitaba también el establecer márgenes en los pequeños grupos sociales el cual la familia es fundamental, por eso es que empiezan los movimientos en el siglo XIX para empezar a incluir a las mujeres en un ámbito material ya que como se estableció en el desarrollo de este trabajo se habló siempre del hombre y no de la mujer por consecuencia no se toma tanto en cuenta a el género femenino para la formación de las naciones en un momento donde hubo inestabilidad política, pero donde la mujer fue fundamental como ama de casa, enfermera o como guerrillera en lo que se refiera a la Revolución Mexicana.

Actualmente aun después de establecer estas formalidades en documentos constitucionales aun no se logra una materialización por parte de la sociedad ya que en un extremo están los feminicidios, acosos y conductas violentas del hombre; como en el otro extremo están las conductas feministas de las mujeres, como lo son las feminazis, las cuales quieren casi erradicar con el hombre y bajarlo a una condición debajo de las mujeres. Con estas conductas considero que aún nos falta una cultura de genero para establecer una conformidad entre la sociedad y cambiar el pensamiento humano ya que la constitución vendría siendo una simple hoja de papel si no se plasma una realidad social.

“La batalla por los derechos individuales de las mujeres es una de larga duración y ninguno de nosotros debería tolerar cualquier cosa que la socave.”

-Eleanor Roosevelt-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s