¿fuera el fuero?

El fuero a lo largo de la historia ha sido utilizado como medio de protección hacia los servidores públicos, con el paso del tiempo ha perdido su esencia jurídica, se le ha desvirtuado a esta figura y ha perdido toda credibilidad, pues ha sido detentado como medio de privilegios ,corrupción e impunidad.

Podemos ver que actualmente la mayoría de los gobernados se inclinan hacia una política donde se quite este medio, el punto aquí, es que intervienen dos factores sumamente importantes desde mi punto de vista.

El primero, es que efectivamente el fuero se ha ocupado en exceso y se ha desarrollado de una manera que no es la adecuada, pues si bien, la esencia jurídica (que es aquí nuestro segundo punto a resaltar) es que el fuero en realidad es un medio de protección para crear contra pesos en el poder, para que exista la diversidad de ideología política y un sano debate de contraponer puntos de vista distintos a los que se detentan directamente en una mayoría evidente dentro del poder, sin dejar a un lado que esta protección es dada para no afectar la estructura que ya se tiene con los servidores públicos, sus funciones y temperamentos.

La desventaja que se tiene, no es que esta figura esté regulada, el problema radica en el mal uso que se le ha dado, siendo la corrupción el primer factor que da pie a la impunidad e inmunidad de los servidores públicos. La falta de compromiso, de respeto y honestidad que se evidencia es lamentable, pero peor aún es que ocupen el fuero como medio de escape, omisión y evasión hacia delitos cometidos y faltas administrativas.

Es preocupante y sorprendente que quien hace algunos años casi termina en la cárcel (AMLO)por su desafuero, hoy sea uno de los que más impulso da para que desaparezca. Se debe tener un criterio objetivo, pues si la finalidad que se tiene con esta iniciativa de ley (por MORENA), es imputar a sus oponentes, se debe considerar el riesgo que se tiene también hacia ellos mismos, pues será fácil calumniar y señalar a cualquier servidor público.

Por otro lado el tener esta figura jurídica, se ha vuelto en todo un problema,  no basta con que se encuentre regulada, este privilegio lo gozan funcionarios que no deberían, pues pareciera que es fácil huir del sistema para ser sancionado en caso de que lo que se impute se pruebe. Y esto, es lo que ha llevado a los gobernados a inclinarse por una política sin fuero, sin privilegios (esto último lo respalda nuestra Carta Magna) pues evidentemente en la balanza se crea una desventaja  entre ciudadanos y servidores públicos.

El fuero quizá no sea el problema, quizá sea la manera en que los servidores públicos lo utilizan, sin tener un compromiso ético con los gobernados, con sus decisiones, con sus malas decisiones y el poco respeto a nuestro amado México. El fuero debe mantenerse, pues quienes hoy parecen gobernar, podrían hacerlos caer sin fuero (pues se ha visto que incluso con fuero se corre un riesgo enorme para quienes desarrollan correctamente sus funciones y se les pretende desvirtuar, la famosa “guerra sucia” tendría todo el campo despejado para desarrollarse sin freno alguno).

images.jpeg

Autor: Andrea García Elías

Activista de los DESCA y los DH. Estudiante en la Facultad de Derecho, UNAM. Twitter: @AndreaGarcaEla1 Facebook:Andrea García Elías

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s