Detrás de la pornografía

Los videos pornográficos online tienen más visitas al mes que Netflix, Amazon y Twitter juntos. Sin duda es una cifra bastante considerable y es sabido que muy pocas personas son las que no han visto material pornográfico en algún momento de su vida, pero la pregunta crucial aquí es ¿qué es lo que verdaderamente se está financiando? Lo que hay detrás de la industria pornográfica es muy poco hablado e incluso hay pocas fuentes de información al respecto, parece ser que se ha normalizado y dado por hecho, pues durante la pubertad es casi inminente el verlo por primera vez y consecuentemente formar parte de la sociedad consumidora, sin cuestionarnos el fondo.

El objetivo de este artículo es dar a conocer qué hay detrás de las escenas que nos presentan en las páginas XXX online y a partir de ello conscientizar sobre cuál ha sido su impacto en la sociedad, enfocándonos sobre todo en el reforzamiento de la violencia de género.

Datos duros

 En primer lugar es necesario mostrar lo que es esta industria en términos de cifras y testimonios, para después dar paso a un breve análisis de sus consecuencias.

  • La industria pornográfica mueve más de 60 mil millones de dólares al año en el mundo. Más de 250 millones de personas se encuentran enganchados a esta supuesta forma de entretenimiento (Revista Forbes)
  • La facturación del comercio sexual al año es de 7 billones de dólares (ONU)
  • 2 millones de personas son las víctimas de comercio sexual según la CNDH
  • Las mujeres y niñxs son las principales víctimas sexuales en la pornografía, aumentando por año 200, 000 (ONU)
  • Niñxs mexicanxs víctimas de pornografía infantil en el año 2000 son 16mil según UNICEF
  • La cantidad de sitios al teclear la palabra “porno” según Google son 128mil millones
  • Cantidad de sitios de pornografía infantil según la ONU en el 2000: 425mil
  • Facturación de la industria en México: 1000 millones de dólares (Cuellar, 2004)
  • Cerca del 40% del porno online tiene violencia explícita (recalco EXPLÍCITA) contra la mujer.
  • Teen es el término más buscado en pornografía por Internet.

Estos números son lamentables, sin embargo la situación empeora cuando nos hacemos del conocimiento de las experiencias de las mujeres que pertenecieron a la industria. No hay una cifra definida sobre qué porcentaje es el de personas que entran en ella por voluntad y qué porcentaje es aquel de las que lo hicieron de manera forzada. En el presente texto relataremos hechos de mujeres que aparentemente entraron con pleno consentimiento.

En el renglón anterior decimos “aparentemente” porque la mayoría de las veces el enganche es a través del engaño. Es decir, el hombre que se encarga de contratarlas, sube anuncios en la web llamativos como “vuelo gratis a Miami” pidiendo fotos del rostro de las chicas y sin describir qué es a lo que realmente se van a dedicar, ellas se dan cuenta de la situación hasta que se encuentran en el lugar acordado. Asimismo, también decimos “aparentemente” porque hay muchas otras circunstancias detrás que las orillan a hacerlo, no es una cuestión de despertarse un día con el deseo de ser una estrella porno, son causas provenientes de una estructura social tan antigua y arraigada que pasan desapercibidas y aparentando ser consentimiento.

Desde un inicio, la industria es controlada por hombres, desde el que engancha, patrocina, toma las fotos, hasta el que decide qué es lo que hace cada quién, el que dirige cámaras, etcétera.

Es importante mencionar que actrices y actores se hacen pruebas para detectar infecciones de transmisión sexual cada dos semanas, siendo ésta la única medida establecida. Se determinó a través de leyes en Estados Unidos la obligación de utilizar condón en las grabaciones, pero como ello no vende, la industria se concentró en Miami donde no existe tan regulación, aumentando así las posibilidades de contraer alguna ITS o embarazarse. Esta violencia se traduce en sí misma y en particularidades, como en creampie donde a la mujer le pagan 100 dólares más.

En muchos casos el primer film que llevan a cabo y sin previa mención, es facial abuse. Una categoría consistente en hacer sexo oral a los hombres pero forzadamente a tal punto de llegar al vómito y acompañado de otra clase de humillaciones físicas, verbales y psicológicas. Durante días posteriores a la escena las actrices se deprimen. Esta categoría es una de las más degradantes que existen y desafortunadamente, de las más solicitadas.

Otro aspecto muy común es el constante sangrado vaginal debido a la frecuencia, fuerza y violencia a las que se ven sometidas. Si durante la grabación esto ocurre, no se detienen ni les importa y sólo editan el video. Es muy probable que tú lector, ya hayas detectado en los videos y fotos gestos de sufrimiento y dolor en las mujeres, o sus manos en la cadera del hombre intentado frenarlo sutilmente. Ahora sabes por qué es, o quizás ya lo sabías pero tu indiferencia te permitió seguirlo viendo.

“En el mundo del porno sólo eres carne de cañón. Sólo se trata de que él tenga placer, la chica está allí sólo para servirle”

“Ahora sé que así se sienten las víctimas de violación”

Ambas frases anteriores dichas por ex actrices porno que decidieron salirse de la industria al darse cuenta de la violencia tan latente sobre la que gira.

Impacto

La pornografía está centrada en el placer únicamente del hombre, ya sea antes, durante y después de cámaras. ¿Por qué en la categoría POV (Point of View) la perspectiva o como su nombre mismo nos lo indica, el punto de vista es el punto de vista del hombre exclusivamente? ¿Por qué en una inmensa cantidad de material se cubre el rostro del hombre para no revelar su identidad y el de la mujer no? ¿Por qué les resulta atractivo fingir violaciones? ¿Por qué hay categorías donde las mujeres tienen que aparentar tener la menor edad posible como si fueran niñas? Y así podríamos continuar por renglones más con estas interrogantes… Un frecuente argumento para lo anteriormente redactado sería el hecho de ver una categoría libre de violencia, no obstante, tenemos que tener en cuenta que aún así se sigue financiando y beneficiando a toda la industria, incluyendo la pornografía infantil donde violan a niñxs desde bebés, y a toda la violencia que no se ve en escena, como por ejemplo, las omisiones y engaños, la trata de personas, la despreocupación por la salud de actores y actrices, cosificación, supremacía del dinero.

“La pornografía, a través de su producción y de su uso, transforma el mundo en un espacio pornográfico haciendo realidad lo que se dice que son las mujeres, cómo son vistas, y tratadas, construyendo la realidad social de lo que es una mujer, de lo que se le puede hacer a una mujer y de los que es un hombre con respecto a esa acción”(Mackinnon, Lenguaje, poder e identidad ).

El problema es que vemos porno desde corta edad, en promedio desde los 11 años, donde pocas veces tenemos una capacidad de análisis profundo y copiamos lo que vemos, reforzando ideas machistas, cosificadoras y violentas. La pornografía pues, tiene una función didáctica en tanto que enseña lo que se entiende por placer sexual en una sociedad que acepta esta idea, incidiendo en el aumento de porcentaje de violencia por razones de género como feminicidios, violaciones, abuso y acoso sexual.

“El porno enseña, refuerza y normaliza; funciona como tecnología de sexo construyendo una representación que se naturaliza” Laura Milano.

Es importante destacar que esta idea, además de ser el reflejo de la realidad y de cumplir una función didáctica, también invisibiliza cualquier relación que no sea heterosexual y además impregnando en ésta una idea de lo heterosexual.

Aunado a lo anterior, también es el modelo y uno de los reproductores que establece qué cuerpos se consideran eróticos y qué otros carecen de eroticidad, a partir de condiciones sociales que los actualizan y los aceptan como tales; con lo que se infiere que impone representaciones y prácticas hegemónicas que simbolizan el placer sexual. Es por esto que los cuerpos musculosos, de grandes proporciones y todo lo que está socialmente aceptado como estético tienen más visitas que los cuerpos con alguna disfunción o de menor tamaño.

Como podemos observar, la industria pornográfica tiene profundas consecuencias negativas en la sociedad. El propósito por consiguiente, además de adoptar políticas a nivel macro como educación sexual con perspectiva de género, no es prohibir el porno en un sentido casto, sino más bien proponer uno pro-sexo pero reformado, en el que exista la llamada justicia erótica, es decir, que el derecho al placer sexual y el derecho a la protección contra la violencia sexual, ambos en el mismo rango sean garantizados para las partes integrantes; en donde exista consideración mutua, placer para todas las personas y en el que se planteen imaginarios sexuales alternativos. Ya hay páginas web que siguen esta línea, deja de fomentar la violencia.

Fuentes de consulta

Pérez, Rivera Héctor Alberto. La Trata de personas como violación a los derechos humanos: el caso mexicano. CNDH. Ciudad de México. 2016. 93 págs.

Martínez, G. (2017). Incidencia del consumo de material pornográfico en la violencia de género, y su propuesta de regulación (Tesis de licenciatura en Derecho). Universidad de Piura. Facultad de Derecho. Programa Académico de Derecho. Piura, Perú.

Canseco, Alberto. Eroticidades en disputa: Notas para una crítica de la pornografía.

Osborne, Raquel. Debates actuales en torno a la pornografía y prostitución.

Jiménez, Guartán Juan, Cuenca, Álava Matías, Fabre, Merchán Marcia. Impacto de la actividad pornográfica en el delito de violencia extrema de género. Revista Espirales No.8. 2017.

Documental Hot Girls Wanted, dirigido por Jill Bauer y Ronna Gradus. 2015.

Autor: Daniela Montero

Estudiante de Derecho, éste como herramienta para la transformación social.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s