¿GLOBALIZADIOS?

La globalización está en uno de sus valles más graves, socialmente hablando. A lo largo del planeta (contrario a lo que se piensa, no es un fenómeno únicamente nacional) se desencadenan una serie de fuerzas políticas y económicas que llevan consigo un mensaje que ha cimbrado los mercados internacionales: el proceso de unificación política e ideológica no está funcionando. Aunado a un consistente hartazgo de las políticas económicas llamadas “neoliberales” (que son sus fieles compañeras desde hace décadas), el panorama para la continuación de este sistema pareciera sombrío e incierto.

Dicha crisis está materializada más que nunca en el retorno a la elección de líderes fuertes cuyo discurso estriba en “regresar a la grandeza” de x o y país o en “priorizar los acontecimiento propios y dejar de atender lo que ocurre en el exterior”; en el rechazo Tratados Internacionales en materia de inmigración, e incluso en el latente repudio a Bloques económicos como la Unión Europea y el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Hoy T-MEC).

Pero, ¿Por qué atraviesa esta ola coyuntural de la que podría no salir victoriosa la globalización?, a continuación se tocarán puntos a considerar.

SEPARACIÓN DE COMUNIDADES

“Debemos pensar que los fallos de la globalización derivan, en parte, de los defectos en la forma de gestionarla, en el modo de abordar decisiones cruciales sin olvidar qué voces se oyen” (Stiglitz, 2010)

El proceso de globalización, cuyos inicios podrían registrarse desde el colapso del sistema socialista, separó de forma considerable a comunidades que en el modelo anterior apenas y tenían distancia. No hablo de una separación por metros, sino por pensamiento y oportunidades. Este sistema creó brechas enormes tanto en la vida pública como en la privada; mientras el Producto Interno Bruto de un país crece de forma continua y estable, la mayor parte de sus habitantes no disfrutan de los beneficios de dicha abundancia, los altos directivos y agentes del Estado concentran el resultado económico y desarrollan nuevas políticas que retroalimentan al sistema. Quienes suceden a los que concentran los recursos económicos, continúan con la misma línea de pensamiento, mientras que el resto genera insatisfacción y la reproduce.

Si bien la globalización genera impactos positivos dentro de cualquier sociedad (dígase nuevas oportunidades, creación de empleos, oportunidad de internacionalización y progreso en la ciencia), el descontento generalizado producto de este sentimiento de insatisfacción permea cualquier punto bueno. En resumidas cuentas, la ineficiente distribución de riqueza genera malestar general, y a su vez, rechazo al modelo que la propicia.

INVASORES

Los Tratados Internacionales generados durante este periodo renovaron, de cierta forma, el deseo kantiano de la ciudadanía mundial al permitir el fácil intercambio de mercancías y la asequible oportunidad de trasladar individuos de un país a otro sin mayor problema. A pesar de que en un punto de vista lejano esto podría parecer enteramente positivo, a la larga genera otra inconformidad: Si sumamos el hecho de que hay brechas laborales y, en cierto punto, oportunidades escasas por una buena remuneración, y llegan especialistas extranjeros que por su capacitación bien asegurada (dado que tal vez la distribución del lugar del que proviene está mejor organizada) recibe un mejor salario, no se le dejará de ver como un extraño que está quitándole oportunidades a la ciudadanía originaria del país. Lo mismo ocurre en condiciones contrarias (como es el caso de Estados Unidos).

Conflictos, invasiones y creaciones de Estados ilegítimos (en muchas ocasiones originados por el mismo modelo y por los mismos flujos de poder), en el mundo árabe provocaron atentados, y migración a gran escala. Paralelamente, el descontento por individuos ajenos a la nacionalidad profesada creció exponencialmente.

Combinado con una “posible amenaza para la seguridad nacional”, el repudio a la inmigración ha sido uno de los discursos que más han utilizado los grupos conservadores para retornar a un tránsito con mayor vigilancia y a una autosuficiencia laboral. La elección de Donald Trump, y la cuasi exitosa campaña de Le Pen son los ejemplos internacionales que mejor ilustran este apartado.

DIFERENTES IMPACTOS

La globalización no impactó igual a todos los países que se integraron a la expansión. Las grandes potencias, cuya industria estaba completamente desarrollada, tuvieron la posibilidad de extender su imperio económico por aquellos países que apenas intentaban resolver sus problemas de autosuficiencia. Es decir, países que se clasifican en “desarrollo”, vieron obstruidas sus esperanzas de evolución propia, y quedaron a merced de satisfacer las necesidades (ahora en materias primas e industrias menores) de los grandes mercados.

Cabe mencionar que la cultura de los países que introducen sus mercados, se hace fuerte en los países en los que entran. El resultado de este proceso es confusión y pérdida de identidad, sobre todo en aquellas entidades cuya formación cultural no termina de estar firme.

Sin lugar a dudas el intento de crear una sintonía global en todos los ámbitos posibles es sumamente interesante, y digno de estudiarse. Las consecuencias, sin embargo, de elementos tan nuevos que alteran la cosmovisión de Estados acostumbrados a una sola visión del mundo, no se pueden ignorar. ¿Retornaremos a modelos basados exclusivamente en el desarrollo interno y en la identidad nacional?, o ¿Seguiremos con el proceso globalizados?, los modelos cambian, habrá que ver por cuál irá el mundo a continuación.

REFERENCIAS

1.- Stiglitz, Joseph. 2010. El malestar en la globalización. Madrid: Grupo editorial España.

Autor: Aarón H. Ortiz

Estudiante de la facultad de derecho de la UNAM . Realista declarado. Interesado en las artes y los movimientos sociales. No me reduzco a la izquierda o la derecha.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s