Perspectiva de Género en Políticas Públicas

En todo el mundo, el 96% de los puestos más altos son ocupados por varones.
Sin duda es una brecha tremendamente enorme y eso sin mencionar la violencia de género en el trabajo, los obstáculos impuestos y brecha salarial.  Basándonos en el estudio de Deloitte Women in the boardroom, en Asia, Japón es uno de los países con los más bajos porcentajes de mujeres en la administración con un 1.6%; las cifras en América son bajísimas: México tiene un 5.3% de mujeres al mando y un -1.2% de cambio respecto el año 2012; Europa tiene números más aceptables, siendo República Checa el porcentaje más bajo de participación de mujeres con un 6.14% y el más alto le corresponde a Noruega con un 39.7%.

Esto nos habla de un tremendo problema sistemático con alcance a todos los ámbitos de nuestra vida, pero ¿cómo hacerle frente y cómo transformarlo? Una manera de hacerlo es mediante la institucionalización de la perspectiva de género.

¿Qué es la perspectiva de género (PEG)?

“La perspectiva de género es una opción política para develar la posición de desigualdad y subordinación de las mujeres en relación a los varones. Pero también es una perspectiva que permite ver y denunciar los modos de construir y pensar las identidades sexuales desde una concepción de heterosexualidad normativa y obligatoria que excluye” Maria Florencia Cremona en el Seminario Interdisciplinario Comunicación y Género, en la Universidad Nacional de la Plata.

La perspectiva de género (PEG) es reconocer que las mujeres han sido discriminadas históricamente y que hay una desigualdad real entre mujeres y hombres favoreciendo al varón, ocasionando que la realidad de ellas sea diferente y por el hecho de que su condición en la sociedad es totalmente distinta, se tienen que tomar acciones distintas con un sentido transformador positivo. No por esto se viola el principio de igualdad ante la ley, no se debe interpretar así; sino como un tratar igual a los iguales y desigual a los desiguales. Porque no hay libertad ni igualdad si se trata a todos indistintamente sin tomar en cuenta las diversas necesidades y diferencias.

Breve análisis de Jóvenes construyendo el futuro” respecto a la PEG

Como ejemplo tenemos a “Jóvenes construyendo el futuro”, que es un programa que busca que miles de jóvenes puedan capacitarse en el trabajo, así pues el gobierno de México les otorgará una beca mensual de 3,600 pesos para que se capaciten durante un año[1]. Éste carece de PEG pues esta condición de no trabajar y no estudiar es mucho más prevalente entre las mujeres: en el grupo de edad de 15 a 18 años, 14 % de los varones y 18 % de las mujeres lo son; sin embargo, entre los 19 y 24 años, la cifra para los hombres se reduce a 8 %, mientras que entre las mujeres aumenta hasta 40 % en promedio[2]. En este sector las mujeres, es decir un 78%, trabajan pero su trabajo no es remunerado: se dedican a cuidar a sus hijxs, a las tareas domésticas, cuidar de enfermxs o adultos mayores. Esto significa que difícilmente van a poder tener la posibilidad de ingresar al programa, ya que se necesita estar 5 horas diarias en dicha capacitación y no existen instrumentos complementarios como el acceso a estancias infantiles, como las guarderías del IMSS para sus hijxs, o flexibilidad de horario para que de esa forma les sea más fácil permanecer en el programa. El programa tiene entonces serias limitaciones que no permiten una verdadera inclusión ya que no hay igualdad de oportunidades.

Conceptos clave

Ahora bien, es necesario definir algunos conceptos fundamentales.

  • Medidas de nivelación: aquellas que buscan hacer efectivo el acceso de todas las personas a igualdad real de oportunidades eliminando barreras físicas. Por ejemplo, intérpretes de lengua de señas mexicana, accesibilidad para personas con discapacidad al transporte público o en el trabajo, etcétera.
  • Medidas de inclusión: aquellas disposiciones de carácter preventivo o correctivo para eliminar exclusión desventajosa. Como ejemplo tenemos a las campañas de difusión de Derechos Humanos.
  • Acciones afirmativas: medidas especiales, específicas y temporales a favor de personas en situación de discriminación como pueblos indígenas, afrodescendientes, mujeres, niñas y niños, personas con discapacidad y adultos mayores.[3]
  • Transversalidad de género: incorporar la PEG a la corriente principal de las políticas públicas de un país.
  • Institucionalización de género: incorporar la PEG a las políticas públicas permanentemente no importando cambios de administración ni la voluntad de las personas que tienen poder de decisión.

Como podemos observar, no se trata únicamente de incorporar acciones afirmativas aisladas, hacer campañas contra la misoginia, dar cursos de sensibilización y de incorporación a la PEG como única medida[4], ni determinar como deber a las instituciones cumplir con las cuotas de género[5]; es más, ni siquiera basta con la transversalización de género, es un avance pero no es suficiente. Lo que hace falta es la institucionalización de la PEG a partir de la creación de políticas y programas hechos a la medida y con una buena estrategia del lugar en donde se van a aplicar, tomando en cuenta todo el contexto sociopsicocultural.

Patrones de dependencia y coyunturas críticas

Con el concepto patrones de dependencia hacemos referencia a un fenómeno social en el que las personas seguimos reglas no por conveniencia o previo análisis de qué es lo mejor, sino porque a través del paso del tiempo un patrón echó raíz y nosotros simplemente lo seguimos sin cuestionarlo pues ya está tan normalizado y es tan común su repetición que ni siquiera reparamos en su realización y mucho menos en sus causas.

En el libro de Género en las Políticas Públicas de Gisela Zaremberg, ella nos relata una anécdota-metáfora ilustrativa del tema:

Una esposa está preparando un pavo para una cena. Su esposo observa que para meter el pavo en un horno grande último modelo, su esposa lo corta por la mitad. Esto le genera curiosidad y le pregunta: ¿por qué cortas el pavo por la mitad? La esposa responde: “No sé, así lo hacía mi mamá”.

Entonces el esposo se acerca a su suegra y le pregunta: “Señora, ¿por qué cortaba usted el pavo para meterlo en el horno?” La suegra le contesta: “No sé, así lo hacía mi mamá”.

Por suerte, la abuelita estaba presente. El esposo se acerca y le pregunta: “Abuelita, ¿por qué cortaba usted el pavo para meterlo en el horno?” La abuelita contesta: “Yo lo cortaba así porque mi horno era pequeño. ¡Ellas no sé por qué lo siguen cortando así!”

Lo mismo pasa en la sociedad, de tal forma que cómo inicia un movimiento, una política pública, una ideología, ley o programa importa muchísimo. Hay sucesos que pueden romper por completo el patrón de dependencia como las revoluciones o cambios de ideología en el gobierno, llamados coyunturas críticas que instalan nuevas formas de pensar y guiarnos.

Nos dice Zaremberg en su obra previamente mencionada, que cuando se quiere reformar algún sistema y crear nuevas reglas, primeramente hay que retraducir y generar estímulos extras o procesos de aprendizaje para su instalación, es decir, instalar una coyuntura que imprimiese una nueva huella.[6] Al estudiar la historia y entender el porqué de esa huella, podremos instalar una nueva con mayor eficacia. Por lo tanto, desde el inicio de una política pública se debe considerar la PEG como elemento fundamental de ella y asegurar su permanencia sin importar la voluntad de la siguiente administración. Se debe planear y estructurar una institucionalización de la PEG.

Aprovechamos este artículo para mencionar el gran problema que se nos presenta actualmente, resultado de un largo tiempo de normalización e impunidad a la violencia de género. Al respecto queremos enfatizar en que los criminales cometen delitos con toda confianza y seguridad porque saben que como sociedad estamos totalmente desunidxs y desorganizadxs, por consiguiente necesitamos ser lo contrario. Si ves que una mujer está siendo acosada, molestada, le están haciendo daño o corre peligro, no te rías ni seas indiferente, haz algo. Algún día esto se acabará si cada unx de nosotrxs participamos activamente en contra de estas conductas apoyándonos conjuntamente.

 

[1] https://jovenesconstruyendoelfuturo.stps.gob.mx/

[2] CEEY: https://ceey.org.mx/…/Nota-de-PP_J%C3%B3venes-Construyendo-…).

[3] Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación

[4] En la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, Sede México desde 2002, se impartieron diplomados del tema “políticas públicas y género” a integrantes de la administración pública federal. Se le dio seguimiento a los egresados y descubrieron que un 40% después de concluir el curso fue removido de área o despedido 6 meses después.

[5] En la Ley General de Partidos Políticos, artículo 25°, se tiene como obligación garantizar la paridad entre los géneros en candidaturas a legisladores federales y locales. Hay casos en donde en efecto, cumplían con esta obligación pero a las mujeres las designaban en los estados con menor representación. Es decir, cumplen el requisito por cumplirlo, no hay PEG. Hoy en día hemos avanzado en este aspecto, no obstante, no tiene que considerarse como medida única y definitiva, pues incluso aunque los espacios sean 50/50, las mujeres en bastantes ocasiones no tienen ni voz ni voto.

[6] ZAREMBERG, Gisela. Género en las Políticas Públicas: redes, reglas y recursos. FLACSO, México. 1ª edición. México, 2013. Pág. 42

Fuentes

El programa “Jóvenes Construyendo el Futuro”  a la luz de “Millennials en América Latina y el Caribe: escuchando a los jóvenes de México.” Centro de Estudios Espinosa Yglesias. Ciudad de México, 11 de diciembre de 2018

http://www.gob.mx

https://jovenesconstruyendoelfuturo.stps.gob.mx/

Ley General para la Igualdad entre hombres y mujeres

Ley General de Partidos Políticos

Ley Federal para Prevenir y Eliminar la discriminación

ZAREMBERG, Gisela. El Género en las Políticas Públicas: redes, reglas y recursos. Flacso México. 1ª edición. México, 2013. 128 págs.

Autor: Daniela Montero

Estudiante de Derecho, éste como herramienta para la transformación social.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s